Pequeñas dosis de sarcasmo acerca de la consultoría

lunes, junio 12, 2006

He vuelto para irme

Hola, vuelvo a estar por aquí. Después de varios meses de inactividad blogera (la verdad es que no sabía si volvería algún día) me he decidido a compartir de nuevo mis reflexiones con vosotros.

Estos meses he estado demasiado liado para escribir, mucho trabajo por un lado y un búsqueda incesante de trabajo por el otro han hecho estragos en mi tiempo libre por lo que he tenido que restringir todas las actividades no imprescindibles (todavía no estoy tan enganchado al blog como para considerarlo de vital importancia :) Al final, la cosa estaba degenerando en una espiral de frenética actividad que me ha llevado a reflexionar largamente sobre mi vida y mi futuro profesional.

Que paren el mundo que me bajo aquí, que diría el filósofo. Pues yo he decidido bajarme. De momento dejo el trabajo y me voy lejos de aquí. Bueno, no tan lejos; me mudo a la verde Irlanda a buscarme la vida, tan sólo a tres horas de avión de aquí, por si me entra morriña y quiero volver de vez en cuando.

De momento me tomaré unas merecidas vacaciones y después, ya veremos si continúo con esto de la consultoría o me dedico a cuidar ovejas.

Así que ahora estoy en el proceso de frenado, bajando el ritmo de trabajo, haciendo traspaso de marrones y, como parte de la auto-terapia de slow-down, reencontrandome con el viejo blog al que tenía abandonado, y preparándome para esta nueva aventura que se me viene encima.

"Es muy peligroso, Frodo, cruzar la puerta", solía decirme. "Vas hacia el Camino, y si no cuidas tus pasos no sabes hacia donde te arrastrarán." - Frodo, citando a Bilbo en La Comunidad del Anillo

martes, enero 24, 2006

despair

Hablando de desesperación, me he acordado de una web que encontré hace algún tiempo que trata de contrarestar en clave de humor tanta majadería que se escucha en los últimos tiempos sobre management, motivación y demás rolletes empresariales.

Como un poco de humor siempre va bien (sobretodo si se trata de reírse de uno mismo) os dejo el link a este pozo de desesperación.

Es especialmente buena su sección de "desmotivadores"

Como muestra, uno que podría reflejar mi estado de ánimo

Desesperando

Llevo ya demasiados días para mi gusto en esto de buscar trabajo y me
estoy empezando a desesperar.

La verdad es que buscar desde aquí es muy difícil. Supongo que la
gente ve que no estoy residiendo en el país y piensa que para qué me
van a llamar a mí y meterse en complicaciones (disponibilidad para
concertar entrevistas, idioma, falta de referencias, etc.) si tiene
otros 20 candidatos que viven ahí al lado y los puede citar al día
siguiente si quiere.

El tema de las referencias es bastante importante. Por ahí fuera es de
lo más normal que la gente dé como referencias a sus jefes actuales y
que la empresa con la que estás haciendo el proceso de selección les
llame. Aquí no existe esa cultura, supongo que porque normalmente
nadie quiere que sus jefes se enteren de que se está buscando otro
trabajo por miedo a represalias.

En fin, al final sólo me van a quedar dos opciones: conseguir que mi
empresa me envíe a un proyecto fuera (algo muy complicado tal y como
está el patio ahora) o liarme la manta a la cabeza y largarme de aquí
con sin trabajo ni nada y buscarme la vida (por lo que me han
comentado varias personas que lo han hecho es lo más práctico, lo que
pasa es que a mí todavía me da un poco de kanguelis el largarme sin
una mínima seguridad).

En fin, a seguir intentándolo, al menos últimamente estoy avanzando un
poco, ya he conseguido algunos contactos de españoles que están por
ahí, a ver si me echan una mano. :)

miércoles, enero 04, 2006

Otra vez el tema de los horarios

Anoche, viendo la tele hasta tarde, vi una entrevista a un curioso personaje: el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los horarios españoles y su Normalización con los de los demás países de la Unión Europea (tiene tela el nombrecito, está pidiendo un acrónimo a gritos, aunque tampoco sería muy pronunciable).

Este señor, y la fundación a la que representan, defienden la postura, que más de una vez ha sido tema de conversación en la mini-red de foros de empresa que leo habitualmente (flexibilidad y autoregulación, ideas radicales, sin calendario), de que en España se trabaja demasiado mirando el reloj y muy poco mirando los objetivos y la productividad, que es hacia donde deberíamos ir.

Entre las varias reflexiones que hizo el entrevistado, algunas me hicieron pensar sobre cuánta razón tiene este hombre. Por ejemplo:

  • Racionalizar el horario: empezar puntual a las 8 o las 9, 45 o 60 minutos como mucho para comer y acabar a las 17 o como muy tarde a las 18.
  • Que se premia más la apariencia: es decir al que está 10 ó 11 horas en el trabajo, aunque la mitad de ellas sólo esté disimulando o tomando cafés (eso lo he visto yo) que al que está sólo 8 pero no se despega de su tarea en todo el tiempo
  • La importancia de la puntualidad: y no referida exclusivamente a la hora de entrada y salida del trabajo, sino principalmente a la puntualidad versus otras personas durante la jornada laboral: no llegar tarde a las reuniones, haciendo perder el tiempo a los demás, fijar una hora de fin para las reuniones (y no pasarse!) para que la gente sepa exactamente cuanto tiempo va a emplear en ellas
  • El horario actual es machista y está obsoleto: ésta era especialmente interesante, el horario actual se definió durante el siglo pasado en una época en que principalmente el hombre trabajaba fuera de casa y la mujer trabajaba dentro de ella. Actualmente, lo habitual es que ambos trabajen fuera de casa y lo lógico sería que el horario se hubiese acortado porque después de trabajar hay que llegar a casa y ocuparse de las tareas domésticas, la educación de los hijos, etc. Lo que no debería ser de recibo es que sigamos saliendo a la misma hora que hace 50 años, llegando a casa sin tiempo para nada y teniendo que perder los fines de semana para hacer lo que no nos da tiempo entre semana.

Y alguna cosa más interesante (como dormir más, lo cual es incompatible con ver el progama donde salía él anoche ;)). Lo malo es que siempre con estas iniciativas que parecen totalmente razonables pero que van en contra de la costumbre de todo el mundo me surge el interrogante de ¿conseguirán que alguien les haga caso? Eso mismo debió pasarle a la presentadora por la cabeza ya que le hizo la misma pregunta. Él respondió que esperaba que sí, que de momento tiene varias entrevistas durante esta semana y la que viene en diferentes programas de tv, supongo que con la excusa de haber editado un libro sobre el tema.

Pues bueno, yo con todo lo que he visto en mi corta trayectoria profesional me hace pensar que ni de coña! Pero nunca se sabe, de momento empiezan bien, yendo a la televisión ya que en este mundo, si no sales en tv no te hacen ni puto caso.

En todo caso, mucha suerte!!!

vía noche h

Volvemos a empezar

He vuelto después del paréntesis navideño (qué tópico) con una larga lista de propósitos de año nuevo que hacen prever que este año va a ser movidito. Algunos típicos, como hacer más ejercicio o aprender idiomas (a parte del inglés, of course) y otros más exóticos como fugarme de mi empresa, que me toque la lotería (por pedir que no quede) o escribir más en este blog (y en algún otro que estoy meditando si empezar o no).

Veremos a final del año (que ya se me está haciendo largo y sólo llevo 4 días) cuántos puedo tachar de la lista.

jueves, diciembre 22, 2005

La cantinela de la navidad

Ya es navidad, oficialmente quiero decir, no cuando lo dicen los comerciantes.

Para mí la navidad empieza oficalmente cuando los niños de San Ildefonso empiezan su cantinela, es el mejor (y único que tolero) villancico de todas las fiestas.

Así, que allá van, buena suerte a todos los que creéis en esto de la lotería, si a alguien le toca que se invite a cava!

lunes, diciembre 19, 2005

Vientos de cambio

Estoy inquieto, se acercan vientos de cambio y se respira el nerviosismo en el aire.

No es que los cambios vayan a ser inmediatos, no al menos en lo que la mayoría de gente interpreta como inmediatos, por ejemplo esta semana. Seguramente aún pasarán dos o tres meses antes de que se produzcan, pero si comparamos dos meses con los tres años y medio que llevo aquí, dos meses no son nada.

Pues eso, cambios, algunos van a venir motivados por la gracieta que nos han vuelto a hacer con las subidas de sueldo/promociones. Tres años seguidos de consumismo como broma está bien, pero como "premio" al empleado no tiene ni puta gracia. Y claro, la gente está muy harta y creo que esta vez ha sido bastante definitiva: la primera es que había crisis, la segunda que estábamos reestructurando la empresa pero que las cosas iban a ir p'arriba, pero la tercera, cuando el mercado está repuntando y en otras consultoras (las de verdad) están dando subidas de dos dígitos (si alguien cree que estoy mal informado que me lo diga) YA NO CUELA! Así que en dos o tres meses aquí no va a quedar ni el apuntador, a no ser que se saquen de la manga unas contraofertas realistas, cosa que tampoco se entendería pq según ellos no hay dinero para más.

Otro cambio que se avecina es que parece que después de tantos años por fin durante principios del año que viene me van a dar la carta de libertad. Esto no lo quiero decir muy alto porque en un par de meses pueden suceder muchas cosas, entre ellas que debido a la primera razón que exponía se vaya todo el mundo del proyecto y me toque quedarme aquí tapando vías de agua.

Hoy ya me han ofrecido si me interesaba quedarme por aquí coordinando un equipo sistemas y les he dicho que, la verdad, la administración de servidores a estas alturas no es lo que más me apetece del mundo y parece que la conversación se ha quedado ahí.
¡La primera esquivada! A ver cuántas más tendré que driblar para salir de aquí indemne...

miércoles, diciembre 14, 2005

Cuanto tiempo

Buff!

Hace tiempo que no publico nada, la verdad es que las última semanas me he centrado mucho en buscar trabajo y no he tenido mucho tiempo para pasarme por aquí.

Eso, unido al acueducto de la semana pasada en el cual he estado totalmente desconectado del mundo, ha hecho que lleve más tiempo del que me gustaría sin escribir nada nuevo ni responder a vuestros comentarios.

Y no es que no tenga novedades, que las tengo, pero la verdad, ahora mismo estoy tan cabreado que si escribiera algo que tenga que ver con mi amada empresa no pondría más que insultos, y no creo que aportara mucho a la conversación (aunque para mí mismo me podría servir de desahogo).

En fin, a ver si me calmo un poco y os cuento la última gran jugada de la pseudo-consultora (a partir de ahora creo que me voy a negar a considerarla una consultora de verdad) que me paga el sueldo y cómo va el plan de fuga, en el que de momento hay pocas novedades aunque he comenzado a desplegar otros frentes de ataque.

Voy a ver si me deshaogo aniquilando unos cuantos enemigos...

viernes, noviembre 25, 2005

Trabajo basura

He llegado a esta página a través de un post del informático impasible.

La idea es parecida a la que inició en su día YO_MISMO en denuncias laborales pero con más opciones ya que permite puntuar a las empresas y tienen hasta un top de lo peor de lo peor.

De momento, la pega que le veo es que acaban de empezar y no hay suficientes opiniones como para formarse una idea real de cómo es una determinada empresa. Sobretodo porque normalmente los primeros en escribir en este tipo de foros son los que están hartos de su empresa, por lo que la mayoría de opiniones suelen ser negativas.

Si crece adecuadamente puede llegar a ser útil, aunque en estos casos se produce el efecto contrario: empieza entra gente (puede que nuchos de ellos sean gerentes de las propias empresas) a comentar los aspectos positivos y al final sólo puedes llegar a la conclusión de que todas las empresas tienen sus cosas malas y sus cosas buenas, y suele ser difícil hacerse una valoración global de una en concreto.

De todas maneras, está bien para empezar. Todavía no he encontrado en España (puede ser que exista y yo no sepa encontrarla) una página seria donde los trabajadores puedan expresar sus opiniones al estilo de The Vault donde sólo con pasearte por el foro de una determinada empresa puedes captar el clima de lo que está pasando en la misma o hacer preguntas a sus empleados para averiguar si te conviene entrar en determinado departamento, etc.