Pequeñas dosis de sarcasmo acerca de la consultoría

miércoles, noviembre 02, 2005

Plan de fuga II: CVs

Como comentaba en un post anterior, una de las primeras cosas que hay que hacer es actualizar tu CV y traducirlo, de la mejor manera posible, al idioma que te interese, en mi caso el inglés.
 
Puesto manos a la obra, a buscar ejemplos y modelos (en esto, como en todo, también vale el copy&paste) y lo primero que me encuentro es que el formato anglosajón es diferente (no me extraña, si ni siquiera utilizan el sistema métrico). Así que no vale con traducir y ya está, que es lo que yo creía. Mi gozo en un pozo, iba a tardar más de lo que esperaba en dar este paso que yo suponía de puro trámite (al fin y al cabo ya tenía el CV actualizado del año pasado y como llevo 3 años haciendo lo mimo...)
 
Puestos a hacerlo bien, me dí un paseo por varias agencias de colocación en internet buscando premisas y ejemplos de cómo hacer un CV. Esto de que hacer curriculums es un rollo, porque todo el mundo insiste en que no vale seguir un modelo y hay que hacer algo a medida para cada empresa al que lo envías. ¡Y qué más! Si no tuviera nada mejor que hacer en todo el día aún. Total, que hay que conformarse con hacer algo genérico pero que luego puedas modificar un poco según a qué tipo de trabajo aspires.
 
A parte del formato, el contenido también hay alguna cosa a tener en cuenta. Para empezar, la formación es un pequeño quebradero de cabeza ya que los títulos universitarios españoles no son del todo compatibles con los del resto de Europa. En general, fuera de aquí no hay títulos de 3 y 5 años, sino que sólo hay uno de 4 que se llama Degree. Aún así, hay algunos carreras en los que te dan un Diploma a los 2 años, por lo que se podría hacer una equivalencia Diplomatura->Diploma y Licenciatura->Degree. Sin embargo, esto no es estándar, también he visto otras páginas donde al la carrera corta se le llama Associates Degree, a la completa Bachelors Degree y luego hay un Masters Degree para estudios postgrado. Visto el abanico de posibilidades y que de un país a otro el nombre puede variar, lo más práctico es buscar universidades del país de destino que tengan una carrera lo más parecida posible a la tuya y copiar el nombre de la misma, así los reclutadores saben inmediatamente de qué estás hablando.
 
La parte de la experiencia, más o menos sí que se puede traducir tal cual, aunque yo lo que hago es poner aclaraciones sobre las empresas en las que he trabajado (de qué sector son y qué tamaño tienen), ya que es de suponer que las empresas españolas en general no son conocidas fuera de aquí, a no ser que se trate de multinacionales.
 
Luego está el apartado "otros" que puede ser muy variopinto y ahí según lo que tengas puede ser que requiera aclaración para que lo entiendan mejor o no.
 
Bueno, para acabar el rollo que acabo de soltar, unos links con ejemplos y consejos por si alguien está pensando en animarse a dar el salto:
  • JobSnipper: tiene varios ejemplos, también de Cover Letters
  • Monster: no tiene ejemplos, pero sí da algunos consejos interesantes
  • Cetys: más ejemplos
Pero, como siempre, cualquier buscador os puede servir para encontrar muchos más enlaces.
 
 

1 Comments:

Blogger Thalasos said...

Manda una carta en Continental English, que es el que habla todo el mundo y tus títulos en castellano.
¿Sabes por qué? Porque Licenciatura suena bien, Master lo entiende todo el mundo y, en cualquier caso, tendrás que presentar tus títulos.
Por cierto, que si se trata de emigrar a USA, el camino es otro.
Se empieza por querer y luego por rellenar los documentos.
¿O era al revés?
Nunca es al revés.
Traducir es fácil.
Primero las ganas de irse.
Para terminar, una traducción cuesta 20€.
Poca inversión para tanto rollo. El mío, digo.
Un saludo.

23:34

 

Publicar un comentario

<< Home